Opinión y Noticias

Doctor Felipe Méndez, nuevo presidente de SOPNIA: “Tenemos que comenzar a mirar hacia afuera e internacionalizarnos”

En unas semanas más el neurólogo infantil, de 53 años, asumirá el desafío de presidir la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia. En esta entrevista aborda los principales desafíos que deberá enfrentar en los próximos dos años y cuáles serán sus principales ejes de trabajo.

El doctor Felipe Méndez es miembro de SOPNIA desde que egresó como neurólogo infantil, pues “estar en esta sociedad es una manera muy práctica de poder juntar a todos los especialistas de una misma especialidad y poder trabajar en conjunto por nuestros pacientes”. En los últimos años ha estado muy ligado a la sociedad. Primero, como director en el período de la doctora Verónica Burón y luego como vicepresidente en la actual administración. “Ahora estoy a punto de asumir este gran desafío que es la presidencia”, dice.

Además de este desafío, el doctor Méndez el jefe de neurología infantil del Hospital de Puerto Montt y un experto en las enfermedades metabólicas.

– ¿Cuáles son los principales desafíos que tendrá en su gestión?

– Uno de los desafíos es internacionalizar la neurología infantil. Una de las cosas que se hizo muy bien durante la presidencia de la doctora Gutiérrez fue la internacionalización de la psiquiatría infantil con sus lazos más abiertos con la Federación de Asociaciones de Psiquiatría de la Infancia Adolescencia Familia y Profesiones Afines (FLAPIA) y su relación internacional mundial. Nosotros los neurólogos también tenemos asociaciones latinoamericanas y mundiales y tenemos que crear y fortalecer esos lazos. Actualmente tenemos algunos lazos con sociedades amigas como la argentina y la colombiana, pero necesitamos fortalecerlos y tener una participación internacional.

El doctor Méndez explica que para lograr este objetivo ya les ha pedido apoyo a algunos socios. “Creo que ha sido fundamental para obtener más fácilmente llegada a la información que se está produciendo en otras partes del mundo y también para participar y permitir a nuestros socios tener la posibilidad de participar en trabajos colaborativos con centros de otras partes del mundo”, explica.

– Uno de los desafíos de SOPNIA en los últimos años ha sido captar nuevos socios. ¿Cómo va a trabajar este tema?

– Este es un gran tema. Ya se logró mejorar la cantidad de socios en estos últimos dos años, pero es una tarea donde aún queda mucho por hacer. Creo que tenemos que captar qué es lo que los socios necesitan y qué es lo que les podemos ofrecer. Estamos en un mundo cambiante con la pandemia y parte de eso es lo que yo represento: un socio que no es de Santiago, que no es miembro de un centro formador o que no está al alero de una universidad, sino que tiene que seguir autoformándose solo y eso es un gran desafío y algo que la SOPNIA puede trabajar.

“Creo que la formación médica continua tiene que mejorar mucho y tiene que ser parte de lo que le tenemos que ofrecer a los socios como un elemento diferenciador, sobre todo con el surgimiento de las tecnologías y las posibilidades de hacer webinars y cursos a distancia y otras cosas”, plantea.

En este sentido, el nuevo presidente de SOPNIA destaca que “otra tarea, que yo creo que va a hacer que se integren nuevos socios, es fortalecer los grupos de estudio, que son una parte fundamental de la SOPNIA. Yo pretendo reunirme con todos los grupos de estudio, tratar de fortalecerlos, aportar en lo que se pueda para que puedan fortalecer su labor, y eventualmente crear nuevos grupos de estudios que permitan agrupar a colegas que estén haciendo alguna función específica”.

Estrechar lazos con otras sociedades

Junto con la internacionalización de la neurología infantil, otra tarea para estos años de gestión es mantener las actuales relaciones con la Asociación de Sociedades de Medicina (Asocimed), en donde el doctor Méndez ya ha participado de las reuniones. “Tenemos que unir voluntades para hacer cosas como, por ejemplo, influir en las políticas públicas, que la voz de la ciencia sea escuchada, cosa no muy fácil en la generación de nuevas políticas públicas. No debemos tener ningún miedo ni reticencia a participar de la política contingente del país porque es parte de la misión que la misma SOPNIA diseñó cuando se creó”, señala.

En este mismo sentido, dice, “hemos tenido conversaciones con otras sociedades científicas, que son pequeñas como nosotros, para tratar de unir fuerzas para obtener recursos que no sean por la vía de los laboratorios sino de los mismos asociados para poder hacer nuestra labor”.

El doctor Méndez explica, además, que “tenemos que aprovechar de trabajar con lo que tenemos y, en ese sentido, me parece fundamental trabajar con el ente bajo la cual nos creamos que es el Colegio Médico. Creo que tenemos que relacionarnos de manera potente con ellos, tanto con la directiva nacional como con los regionales, para como colegiados y asociación dar a conocer y compartir el conocimiento neurológico y psiquiátrico infantil en el resto de la población. Con ese objetivo en común podríamos perfectamente ser una parte del Colegio Médico y aprovechar lo que el COLMED ya tiene como su estructura física, su estructura para hacer cursos, webinars, reuniones con asociaciones de padres, entre otros”.

Por otra parte, el nuevo presidente plantea que es fundamental acercarse a las escuelas formadoras. “Espero reunirme con todos quienes forman neurólogos y psiquiatras infantiles en Chile para preguntar también qué es lo que ellos quieren de la SOPNIA y qué podemos ofrecerles para ser una sociedad más atractiva para ellos. Podemos ofrecer nuestra plataforma para que ellos también puedan difundir el conocimiento que están produciendo en las distintas universidades”, adelanta el presidente.

– Una de las aspiraciones de los socios de SOPNIA es fomentar el trabajo colaborativo. ¿Cómo plantea hacerlo?

– Una vez más creo que es súper importante que nosotros sirvamos de puente para los trabajos colaborativos. Creo que es algo que nos falta como país, tener más trabajos colaborativos y poder crear conocimientos con pacientes de todo Chile uniendo fuerzas, no separándolas.

Otra de las aspiraciones de algunos asociados es terminar con el financiamiento de los laboratorios. ¿Es esto posible?

– Estoy de acuerdo con que los laboratorios no deberían financiar o ser la principal fuente de financiamiento de la SOPNIA. Creo que deberíamos tender hacia una independencia total de los laboratorios y eso tiene que ser algo conversado en asamblea con todos los socios de SOPNIA porque eso significaría que los costos de los futuros Congresos van a ser mayores y también significa que el costo que debe asumir la SOPNIA va a ser mayor, y eso tiene que ser una decisión en conjunto.

El doctor Méndez agrega que todas estas ideas van a ser expuestas cuando comience su período a los nuevos directores para trabajar junto a ellos en poder tener un programa para los próximos dos años a más tardar en marzo y presentárselos a la sociedad. “Queremos que puedan evaluar nuestro desempeño en cuanto a si logramos o no cumplir lo que nosotros mismos nos propusimos”, concluyó.

Volver