Opinión y Noticias

Día Mundial contra la depresión: ¿Qué pasa con la depresión infantil?

Cada 13 de enero se conmemora el Día Mundial de Lucha contra la Depresión, un trastorno emocional que afecta a millones de personas en el mundo.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, en donde los sentimientos de tristeza, melancolía o infelicidad interfieren con la vida diaria. Puede ser temporal o permanente y se clasifica en términos de leve, moderada o severa, incidiendo en las tasas de mortalidad y morbilidad. Impacta a personas de todas las edades con predominancia en adolescentes y personas de la tercera edad.

Sus principales causas son el factor hereditario, alcohol, drogas, maltrato, estrés crónico, muerte de un ser querido, medicamentos, baja autoestima, y aislamiento social, pudiendo causar dificultad para conciliar el sueño, fatiga, ideación suicida, cambios en el apetito, agitación, irritabilidad, sentimientos de inutilidad y odio, abandono de las actividades diarias, entre otros.

Según datos de la Universidad de Chile, la prevalencia de depresión infantil alcanza el 5% en Chile y va en alza. Y aunque la tristeza y el llanto o la apariencia de ánimo deprimido se asocian a la depresión, no en todos los casos son sus sinónimo. De todas formas, algunos de los síntomas más comunes pueden ser alteraciones o dificultades del sueño, dormir más de lo acostumbrado, presentar despertares frecuentes durante la noche (incluyendo pesadillas o terrores nocturnos), alteraciones del apetito, como inapetencia o aumento de ganas de comer que afectan en la disminución o ganancia de peso, miedos irracionales, fobias, ansiedad, etcétera.

Con la proclamación de este día se pretende sensibilizar, orientar y prevenir a la población a nivel mundial sobre esta enfermedad, cuyas cifras aumentan rápidamente en todo el mundo. Superar un episodio depresivo requiere orientación médica especializada y apoyo por parte del entorno afectivo y familiar de la persona afectada.

Volver