Opinión y Noticias

Declaración pública: La marihuana y las elecciones en Chile

A la opinión pública:

Ante el aparente consenso que existe entre distintos candidatos a la Presidencia de Chile acerca de la legalización recreativa de la marihuana, como Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile (SOPNIA), declaramos lo siguiente:

  1. Rechazamos este aparente consenso y reivindicamos el uso de evidencia para la toma de decisiones de política pública sanitaria, sobre todo si la evidencia nos demuestra que afectaría progresivamente la salud de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país.
  2. La legalización recreativa ha generado en los países que lo han implementado mayor consumo. En Canadá entre 2018 y 2019 aumentan los consumidores de 4,5 a 5,1 millones de personas. En EEUU en el año 2018 más de 43,4 millones de personas declararon haber usado marihuana, lo que representa un alza del 6% respecto al 2017. En Uruguay, el consumo de marihuana aumentó en la población general de 8,3% en 2011 a 14,6% en 2018, mientras el consumo de marihuana por mes creció un 35% entre 2014 y 2018.
  3. Estas alzas incluyen a escolares y embarazadas. La marihuana es la droga más usada entre los jóvenes. En 2018, el consumo anual entre jóvenes de 15 a 16 años a nivel mundial llegó a un 4,7%, y es superior al consumo en población general, que alcanza un 3,9%. Entre 2008 y 2016, en los estados de Estados Unidos donde el uso de marihuana recreativa es legal, los trastornos por uso de esta sustancia aumentaron en un 25% en el grupo de jóvenes entre 12 a 17 años. El consumo anual de marihuana en escolares uruguayos creció un 64% entre 2011 y 2018. En EE.UU la marihuana es la droga ilícita más utilizada durante el embarazo, con un consumo entre el 2% y el 5%, pero si se consideran los grupos de menor nivel socioeconómico, los datos muestran entre el 15% a 28% de consumo durante el embarazo en jóvenes de menores ingresos
  4. La marihuana ha aumentado su potencia y efectos en la salud en los lugares que se ha legalizado. Entre 2008 y 2017 la concentración de THC en las plantas de marihuana pasó de un 8,9% a 17,1%. Del mismo modo, los productos concentrados de THC aumentaron su potencia de 6,7% a 55,7%. Lo anterior también ha generado un alza en las visitas a urgencias por intoxicaciones, por ejemplo, en Colorado, entre 2012 a 2017, se observó un aumento de 60% en las visitas a urgencias por motivos asociados a la marihuana.

Por tanto, concluimos:

  • La disminución de la percepción de riesgo, el alza en la potencia de la marihuana y la legalización ha demostrado ser alicientes para el consumo de esta droga, lo que a su vez está generando mayor presión sobre los sistemas sanitarios de los países que tomaron esta opción.
  • La marihuana legal y/o recreativa no reemplaza a la ilegal, generándose un sub mercado donde la peor calidad queda en las capas menos favorecidas de la sociedad, concentrando el problema en los grupos vulnerables más que dando una solución como política pública.
  • El consumo de marihuana afecta la salud, lo que sumado a versiones más potentes y con mayor concentración de THC ha causado un alza en las intoxicaciones y hospitalizaciones, a lo que se suma una mayor probabilidad de sufrir sicosis.
  • Los países donde se ha legalizado, junto con dar una menor percepción de riesgo, ha generado un alza en el consumo de adolescentes, generando un problema tanto para el sistema de salud del país como para el futuro de esos estudiantes
  • Los datos importan. La actitud relajada de parte de muchos postulantes a la presidencia de Chile frente a la marihuana debe levantar una luz de emergencia sanitaria, no se trata de una discusión de libertades individuales, sino de las consecuencias que podrían tener miles de ciudadanos -hoy niños, niñas y adolescentes- por una mirada elitizada y poco científica del problema que enfrentamos.

 

Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile (SOPNIA)

Volver