Entrevistas

Si este plan se aprueba sería mi legado en la lucha contra la epilepsia

Entrevista al Doctor Carlos Acevedo

22 de Febrero de 2011, Sopnia

En estos días, el actual presidente de la Liga Chilena contra la Epilepsia está trabajando en los últimos ajustes de un plan estratégico que propondrá a la Organización Panamericana de Salud que esta enfermedad sea incluida como prioridad en la agenda de los gobiernos en América por los próximos diez años, idea que partiría como plan piloto en la región para ser extendida luego a todo el mundo.

 

“Siempre me interesó la neurología y al finalizar la beca primaria de pediatría que hice en el Hospital San Juan de Dios, cuando me recibí, hice mi electivo de dos meses en neurología infantil, pero sin pensar en que mi carrera iba a derivar hacia la neurología infantil”. Así cuenta el doctor Carlos Acevedo sus inicios en esta especialidad, al culminar sus estudios de Medicina en la Universidad de Chile, área a la que seguiría ligado definitivamente luego que al finalizar su post beca en la ciudad de Antofagasta, fue invitado a participar en el proyecto de la Universidad de Chile que formó cuatro escuelas de Medicina en la Región Metropolitana.

 

“Quien quedó a cargo, como vicedecana de la Facultad de Medicina en la Sede Occidente –donde yo hice mi beca–, fue la doctora Carmen Velasco, entonces ella, para su proyecto universitario, quiso incluir a los becados que habían pasado por ahí para formar un grupo de docentes en el área de la neurología, de la fisiología y la fisiopatología tanto clínica como básica y preclínica, y entonces me llamó”. Desde ese lugar pudo combinar funciones clínicas y universitarias, ya que tras concluir su formación en neurología pediátrica ganó un cargo como neurólogo en la Sede Occidente, en 1981.

 

Su labor clínica y docente lo mantuvo ligado hasta mediados de los ’90 a esa división y desde entonces es profesor titular de neurología infantil de la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes. Desde hace cinco años también forma parte del equipo de académicos de la Universidad Gabriela Mistral. Actualmente trabaja en la Clínica Alemana, donde fue jefe de Neurología entre 1987 y 2009.

 

En 1983 ingresó a la Liga Chilena contra la Epilepsia como miembro, y cuatro años después ingresó al directorio, siendo presidente entre 1991 y 2001, tras sucesivas elecciones. En 2010 fue electo nuevamente para encabezar la organización hasta 2013.

 

El gran desafío de hoy

 

A lo largo de las últimas dos décadas, la carrera del doctor Acevedo se ha desarrollado también en el ámbito internacional. En enero pasado fue elegido como secretario general del Bureau Internacional Contra la Epilepsia, una de las dos instituciones mundiales dedicadas a representar esta enfermedad, junto a la Liga Internacional contra la Epilepsia.

 

“Desde 2003 soy asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en todos los proyectos regionales para la epilepsia”, explica el doctor Acevedo. “Estuve en Latinoamérica, en el desarrollo de la Campaña Global ‘Sacando la epilepsia de las sombras’, una iniciativa mundial tripartita entre la OMS, la Liga Internacional y el Bureau Internacional que tiene por objeto mejorar el conocimiento de la epilepsia en todos los niveles, especialmente a través de un proceso educativo con participación de los gobiernos, los políticos, periodistas, entre otros, y paralelamente lograr el mejor acceso a un tratamiento adecuado y oportuno de las personas con epilepsia”.

 

Hace dos años pasó a ocupar un cargo de mayor relevancia, ocupándose del desarrollo de planes estratégicos para la epilepsia en todo el mundo e involucrándose en iniciativas regionales y globales, que lo hacen viajar fuera de Chile seis o siete veces al año.

 

Es justamente en esta área donde el doctor Acevedo enfrenta uno de los mayores desafíos de su carrera. “En este momento estamos terminando un plan estratégico piloto para Latinoamérica, para ser aplicado en todo el mundo posteriormente, en el cual se desarrolla una serie de iniciativas dirigidas a cumplir los objetivos de educación, conocimiento y tratamiento de las personas con epilepsia, pero con el compromiso y la participación de los gobiernos a través de sus Ministerios de Salud”, cuenta. Actualmente está terminando –junto a otros dos médicos de la región– los últimos detalles del documento que será presentado en Washigton frente al Comité Ejecutivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), donde planteará la idea de que la epilepsia sea incluida en la agenda de los gobiernos de América como prioridad por los próximos 10 años.


“Esta es una oportunidad única”, comenta y explica que si el comité de expertos de la OPS acepta la idea, el proyecto será presentado en la reunión anual de los Ministros de Salud que se realizará en septiembre, donde se revisarán diversas propuestas de planes estratégicos y se aprobarán cinco iniciativas como prioridades de salud para la próxima década. En Chile ya hay pasos avanzados y la autoridad se ha comprometido a apoyar esta propuesta.

 

“Probablemente este sea el plan más importante que pueda desarrollar yo en mi vida y si se aprueba sería mi legado en la lucha contra la epilepsia, porque es un mecanismo por el cual se establecen prioridades con metas y plazos, con compromisos iniciales de los gobiernos que incluyen la creación de planes nacionales de la enfermedad, la generación de profesionales idóneos para su manejo y el establecimiento de centros especializados para los casos normales-difíciles y para los refractarios, incluyendo cirugías de epilepsia, por lo tanto es un proyecto muy ambicioso”, señala Acevedo.

 

The Chilean Way

 

Según el doctor Acevedo, Chile es considerado como un referente muy serio en cuanto al desarrollo de las áreas de tratamiento médico, quirúrgico y social de la epilepsia. “The Chilean Way existe en el área de salud y particularmente en epilepsia, porque el mundo científico está bien posicionado en nuestro país a través de la Sociedad de la Epilepsia y de Liga Chilena contra la Epilepsia, que tienen un abanico científico y social muy intenso y están muy bien representados tanto nacional como internacionalmente”.

 

“Cuando tú conversas con la gente que oculta la epilepsia o que es segregada por la epilepsia y miras las posibilidades reales que pueden tener en términos de trabajo, de vida familiar, de protección de salud o de protección de las leyes te das cuenta de que todavía en Chile hay muchísimo que hacer, pero estamos mejor comparativamente que el resto de la región”, explica.

 

Para Acevedo, se requiere un cambio de actitud desde la base. “Por un lado, hay que ir a la Educación Básica, hay que mostrarles a los niños y enseñarles lo que es la epilepsia, capacitar a los profesores y que conozcan cómo conocer y colaborar con un niño con epilepsia en la sala de clases. Yo creo que ése es el germen del cambio”.

 

La otra parte está en la educación de la comunidad y en el manejo de las redes sociales y familiares alrededor de los pacientes, a lo que debe sumarse “el acceso a una atención oportuna con buenos medicamentos, con buenos controles, con buenos exámenes, con buenos diagnósticos y con perspectivas de tratamientos garantizados”, explica el presidente de la Liga Chilena contra la Epilepsia.

 

La realidad indica que, a nivel de América, alrededor del 50% de los enfermos de epilepsia no están siendo tratados ni diagnosticados. A esto se suma una brecha social que es incluso mayor, porque los problemas de discriminación que enfrentan estos pacientes son mucho más acentuados en los grupos sociales con menor acceso a cultura y medios económicos. “El 20% de las personas que están en los sistemas privados de salud tiene mucho mejor probabilidad de tratamiento, mientras el 80% de las personas con epilepsia están con esta nube negra, con la etiqueta que tratan de mantener oculta a cualquier costo”, concluye el doctor Acevedo.

 

 

  Ver noticias anteriores

 

SECCIONES

Entrevistas


Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia / Esmeralda 678, 2º piso interior. Santiago Centro. / Fono-fax: 6320884 / [email protected] Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a 13:30 hrs.