Entrevistas

La clínica es una cosa fascinante, porque es el desarrollo de un arte

Entrevista al Doctor Ricardo García

30 de Noviembre de 2010, Sopnia

Con 30 años de experiencia en el mundo de la psiquiatría infantil, el doctor García fue pionero en desarrollar un programa de salud mental en Talca. Hoy combina su labor docente con un permanente trabajo clínico, y llama a las nuevas generaciones a profundizar cada vez más el área de investigación.

 

Dice que siempre le interesó el estudio del cerebro, pero con el andar del tiempo y sus estudios de Medicina en la Universidad de Chile comenzó a centrar su atención también en el rol de éste en las relaciones con el entorno y la vida social. En la mente. Fue así como el doctor Ricardo García decidió especializarse en psiquiatría, siempre orientado hacia los niños, motivación que se profundizó luego de trabajar como auxiliar técnico en la Casa de Menores de Santiago, donde conoció la realidad de los niños en situación irregular.

 

Luego de hacer su internado en el Hospital San Borja Arriarán, García fue uno de los primeros en acceder a la recién creada beca de neuropsiquiatría infantil en el Servicio de Salud, donde su carrera derivó a la psiquiatría, bajo la tutela del doctor Hernán Montenegro y otros destacados médicos de esa especialidad. “Fueron tres años en los cuales vi que la decisión que había tomado era correcta. Mis intereses eran clínicos, pero tenía también la investigación, porque me di cuenta de que era un terreno muy nuevo”, explica el médico que dirige hoy la Unidad de Psiquiatría del Niño y Adolescente del Hospital Clínico Universidad de Chile.

 

Su trabajo en regiones

El paso siguiente fue partir a Talca, para cumplir con tres años de servicio público tras la beca. Se fue con su señora –también psiquiatra, aunque de adultos– y finalmente se quedó allá entre 1980 y 1988. Participó en el desarrollo de un plan de salud mental para la Séptima Región y cuenta que “éramos los primeros que estábamos hablando de prevención desde la infancia, de terapias familiares, entonces se creó todo un movimiento de salud mental en la región que para satisfacción mía y nuestra todavía persiste”.

 

Mientras formaba su familia en Talca –donde nacieron sus tres hijos–, y pese a la distancia con Santiago, el doctor García permaneció conectado con grupos de estudio en la capital, en particular con el del doctor Mario Sepúlveda. Esto le permitió mantenerse actualizado. En ese período obtuvo una beca de la Organización Mundial de la Salud para visitar Toronto, Canadá, con el fin de conocer los programas de salud mental en ese país, uno de los líderes del área.

 

En 1988, tras ocho años en Talca, este psiquiatra infantil decidió regresar a Santiago con toda su familia. Ingresó al Hospital Luis Calvo Mackenna y luego, en 1993, se incorporó como docente a la Universidad de Chile. Hoy comparte su tiempo como jefe de la Unidad de Psiquiatría del Niño y Adolescente en esa casa de estudios y en la atención en la Clínica Las Condes, donde también fue jefe de psiquiatría infantil.

 

30 años de desafíos

“Inicialmente, yo llegué a la beca y muchos no sabían qué era esto de neuropsiquiatría infantil, era una cosa novedosa, entonces había que ir aprendiendo e ir abriendo campo”, cuenta el doctor García y señala que el desafío inicial fue poder validar el trabajo clínico con otras especialidades médicas y posicionar la idea de que la salud mental no es solamente un terreno médico, sino que hay otras instituciones comprometidas, como educación, justicia y las municipalidades.

 

En el área pública, ha colaborado en diversas instancias con el Ministerio de Salud, incluyendo la reformulación del Plan Nacional de Salud Mental y Psiquiatría. Paralelamente, en 1990 presidió el Congreso de SOPNIA y en 2000 asumió como presidente de la Sociedad.

 

El aspecto clínico es uno de sus mayores intereses, en el que recalca que se requiere un gran esfuerzo para estar al tanto de lo nuevo en el conocimiento de psiquiatría, en lo que tiene un importante rol su trabajo como académico. “La clínica es una cosa fascinante porque es el desarrollo de un arte, de poder acceder al mundo de los otros, reconocerlo, ver lo patológico y entregar intervenciones que estén basadas en la evidencia para ayudarlos mejor”, comenta.

 

Sin embargo, su visión es crítica respecto al desarrollo de la investigación en Chile, área que pretende fomentar como nuevo editor general de la Revista Chilena de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia. “La psiquiatría infantil aquí en Chile se ha consolidado como formación de especialidad básica y estamos en los inicios de la investigación, lo que, de hecho, lo podemos ver en los Congresos, donde hay muchos trabajos de investigación. A eso tenemos que darle más peso”, enfatiza.

 

“Estamos empeñados en dar más énfasis a la investigación científica, pero también queremos dar herramientas dentro de la revista para todos los médicos que no tienen acceso a la vida académica, para que puedan ver casos clínicos muy bien documentados y comentados, o revisiones de temas. Queremos que sea una revista práctica también para el ejercicio clínico. Esa es un área que podemos facilitar”, señala García. “Es un nuevo desafío el incentivar a mis colegas para que tengamos un órgano que pueda reunir sus trabajos”.

 

Mirando al futuro

“Yo creo que uno de los desafíos mayores es que los psiquiatras puedan estar incorporados en los servicios de salud”, explica el doctor García y señala que “hay que lograr que se den las condiciones para que los psiquiatras puedan ser atraídos al área pública y eso significa condiciones de trabajo, remuneraciones dignas y un proyecto de salud mental en que se puedan incorporar”.

 

A juicio de García, se requiere tener psiquiatras infantiles en instituciones como el Servicio Nacional de Menores, en educación y en prevención de salud en general. “El desafío mayor es que nosotros generemos un nivel de conocimiento local y para eso necesitamos fortalecer la investigación en los años que vienen y que podamos participar más claramente en labores de extensión con la población chilena”.

 

“La psiquiatría es una especialidad que requiere mucho esfuerzo, mucho sacrificio, pero también da grandes alegrías, de poder ver a las personas y a sus familias estar mejor, con un mayor bienestar y una mejor salud mental”, concluye el doctor García.

 

 

  Ver noticias anteriores

 

SECCIONES

Entrevistas


Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia / Esmeralda 678, 2º piso interior. Santiago Centro. / Fono-fax: 6320884 / [email protected] Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a 13:30 hrs.