Diario Digital

Tenerdistracciones evita sentir angustia

Domingo 7 de mayo de 2006, EL MERCURIO VIDA Y SALUD

La sensación de malestar se debe a la idea previa de que será un mal rato.




Para aquellos que tienen miedo a sacarse sangre o recibir una inyección, los científicos tienen buenas noticias.

El primer estudio que observa dónde surgen las sensaciones de temor en el cerebro encontró que la angustia proviene de la atención que la gente le dedica de antemano a lo que cree que será extremadamente desagradable para la persona.

Por lo tanto, la solución al temor, señalan los científicos, sería la distracción.

La investigación apareció esta semana en la reputada revista "Science".

Para la investigación, el doctor Berns, a cargo del estudio, hizo un scanner cerebral a 32 personas, y aplicó breves golpes eléctricos en la punta del pie izquierdo de los individuos. Cuando determinó el umbral máximo de dolor, le preguntó a cada uno cuánto voltaje estaba dispuesto a aceptar y después de cuánto tiempo de espera.

No es ansiedad

Así, veintitrés de las personas fueron clasificadas como "temerosas moderadas", ya que escogieron esperar lo menos posible para un voltaje determinado, pero no estuvieron dispuestas a aceptar más dolor para terminar con el sufrimiento de una vez. Los otros nueve, llamados "temerosos extremos", aceptaron con gusto más dolor para reducir su tiempo de angustia.

Al comparar los exámenes cerebrales de ambos grupos, el doctor Berns encontró una sola diferencia: durante el período de espera, los "temerosos extremos" mostraron una alta actividad en una parte de la llamada matriz del dolor del cerebro que involucra la atención.

La matriz del dolor es un conjunto de regiones cerebrales que se activan cuando la persona experimenta esta emoción, explicó el científico. Los "temerosos extremos", precisó, le prestan mayor atención al pie que va a recibir un golpe que los "temerosos moderados".

Principalmente, el temor implica atención a las cosas desagradables que están por venir, lo que lo hace muy diferente de la ansiedad o el miedo.

Por eso, no son realmente los procedimientos los que provocan angustia, sino el tiempo de espera, señaló el doctor Berns. Para los "temerosos extremos", encontrar una distracción es probablemente la mejor forma de tranquilizarse.

 

 

 

 

 

 

 

  Ver noticias anteriores

 

SECCIONES

Diario Digital


Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia / Esmeralda 678, 2º piso interior. Santiago Centro. / Fono-fax: 6320884 / [email protected] Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a 13:30 hrs.